lunes, 13 de agosto de 2012

Servatur Aparthotel Puerto Azul



El Hotel-Apartamento Puerto Azul, con una categoría de 3 estrellas, está situado entre la Playa de Amadores y la de Puerto Rico.

El acceso a este hotel, es un tanto complicado, está  construido sobre un acantilado, la calle de subida es la cornisa, después de la playa de Amadores, se subiría una gran cuesta, hasta encontrar el hotel. Nosotros encontramos un sitio dentro del parking del hotel, y lo dejamos dos noches de manera gratuita. Pero la verdad es que estaba lleno y aparcar por la zona no debe ser fácil.

Cuando llegas a recepción la primera impresión es muy buena, zonas comunes  amplias, buenas vistas, etc. La chica de la recepción no es la persona más cordial que haya encontrado, hicimos la reserva con booking, y nos dijo que en otra ocasión no garantizarían dicha reserva porque no habían efectuado un cargo a la tarjeta.

Una vez efectuada la reserva, nos vamos a la habitación, nos explica como llegar, pedimos expresamente cercanía a las zonas comunes, por una cuestión de movilidad.

El hotel es bastante grande, y dispone de ascensores para moverte, y muchos no funcionan y te ves obligada a caminar bastante. Para embarazadas o personas con bebés no recomendaría este hotel.

Llegamos a la habitación, tardamos unos 3-4 minutos, cruzamos la piscina y llegamos al ascensor,  bajamos a la planta cero, luego volvimos a bajar una cuesta y he ahí nuestro apartamento para dos noches.

El apartamento no estaba nada mal.  Éramos dos personas y nos dieron un apartamento de dos habitaciones,  una con cama de matrimonio y una habitación sencilla…

Pero bueno nos dieron una habitación en lo más profundo del hotel, con unas magnificas vistas a ninguna parte,  no veíamos ni acantilados, ni mar, sólo otros apartamentos del hotel, además después de pedir expresamente una habitación con fácil acceso teníamos que coger dos ascensores  para llegar a las zonas comunes…

En cuanto a la cocina cuenta con microondas, nevera que apenas enfría, pero para conservar alimentos sirve, y dos hornillos por si quieres cocinar algo.

También tenía dos sillones y  una gran tele, con una serie de canales gratuitos y el hotel da la opción de comprar una tarjeta por si necesitas más canales.

No dispone de aire acondicionado, pero tiene un ventilador que algo ayuda, y por lo menos hace más llevaderas las calurosas noches de agosto.

El día que llegamos fue imposible conseguir una buena hamaca, las hamacas son cómodas y tienen una gran sombrilla, pero claro no suficientes para tantos clientes. Conseguimos hamaca sobre las 6 de la tarde cuando los extranjeros se retiraban a sus habitaciones.


El segundo día mi marido se levanto a las siete y media de la mañana y conseguimos un buen puesto. Y el tercer día incluso levantándose a esa hora, a las siete de la mañana,  todos los sitios con sombra, estaban ocupados, por lo que nos tocaron hamacas cómodas, pero con demasiado sol. Cuando nos fuimos del hotel, teníamos a tres señoras esperando nuestras hamacas. Y eso que no era un sitio ideal ni mucho menos.

La piscina estaba abarrotada de gente, y encima había mucho ruido, gente jugando a las palas, con colchonetas, a la pelota, tirándose de cabeza…actividades acuáticas dentro de la piscina, puff un caos. En la foto parece que la piscina es inmensa, pero nada más lejos de la realidad, es grande, no es una miniatura,  pero no es inmensa.

Es un hotel ideal, para familias con niños y adolescentes, porque la animación y los juegos infantiles son fantásticos, desde castillos hinchables para niños, hasta actividades de todo tipo para los adolescentes y niños.

La zona chill out, estaba muy bien, unos cuantos yacuzzis y muchas hamacas y tumbonas, ideales, pero  por el día a mi parecer hace demasiado calor para estar allí, y por la tarde a eso de las 6-7 que es lo ideal, para ir allí a leer, tomarte un zumo, o mirar el móvil o lo que sea…pues lo tienen cerrado. O sea que desde mi punto de vista, están malgastando un recurso ideal del hotel.

A ver recomendaría este hotel sólo a familias con niños mayores o adolescentes, no a gente con bebés ni embarazadas, o parejas buscando relajarse…

 Nosotros cogimos una buena oferta, y por el precio, no estuvo mal, pasamos dos días allí, pero vamos,  que no  se lo recomendaría a parejas que quieran estar tranquilas, ni a embarazadas o familias con niños, por las dificultades de acceso  y todo lo anterior.

Si tu intención es pasar el día en la playa y después disfrutar de un rato de piscina, a no ser que tengas coche o que quieras coger un taxi a diario, tampoco te lo recomendaría. Como dije, está en un acantilado, y los taxis llegan cada 5 minutos con gente que viene de la playa.

 Nosotros la verdad no bajamos ni un día a la playa y menos caminando, nos quedamos los tres días en el hotel.  Así que no sé como será bajar caminado,  pero en lo que estuvimos en recepción, aparecieron como 6-7 taxis con gente que venía de la playa.


Puntos negativos: lejos playa, piscina muy ruidosa, pocas hamacas, pocas sombrillas, nos dieron una habitación sin vistas, no tiene aire  acondicionado.
La piscina es muy reducida para toda la cantidad de gente que es capaz de albergar el hotel.
Puntos positivos: La tele es grande, tiene cocina con microondas y nevera, hay una tienda en el hotel que tiene de todo y te facilita las cosas, buena relación calidad precio en nuestro caso, pero era una oferta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario